Archivo de la etiqueta: avutarda

Turismo ornitológico y de naturaleza en el sur de la provincia de Badajoz

La zona en cuestión está compuesta por las comarcas pacenses de La Campiña Sur, Tentudía y Sierra Suroeste, limítrofes con Andalucía y la última además con Portugal. Se trata de comarcas muy definidas y diferenciadas sobre todo desde el ámbito natural y eco-geográfico.

El territorio se articula en torno a núcleos poblacionales de importante pasado histórico, como son las localidades de Llerena, Azuaga, Fuente de Cantos, Segura de León, Jerez de los Caballeros o Fregenal de la Sierra. Junto a esta riqueza histórico-artística aparece un elemento tan destacable como es la gastronomía basada en los productos del cerdo ibérico, máxime cuando se trata de zona de porcino en montanera. Y por supuesto una amplia variedad natural con importantes espacios naturales catalogados como tal acorde a las normativas comunitaria y autonómica.

La Campiña Sur.
Esta comarca ofrece al viajero un interesante legado cultural, sobresale muy especialmente la antigua ciudad romana de Regina Turdulorum siendo visitable su excelente teatro romano, las alcazabas de Reina o Azuaga, y el excelente mudéjar de Llerena, sede de la antigua Orden de Santiago, pudiendo observarse en la Iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Granada de dicha localidad un cristo crucificado de Francisco de Zurbarán, el genial pintor extremeño que tuvo su taller en esta villa.

Teatro romano de Regina Turdulorum

Avutarda (Otis tarda)

En cuanto a la naturaleza, la comarca aparece definida por tres biotopos, las zonas de estepas compuestas por campos cerealísticos, destacando la Zona de Especial Protección para Aves Campiña Sur y Embalse de Arroyo Conejos, que permite observar aves de estepas como la avutarda (Otis tarda) o sisón (Tetrax tetrax) con diversas especies acuáticas tales como ánade friso (Anas strepera), y también la grulla invernante (Grus grus). A ello hay que añadir las zonas de monte mediterráneo ubicados en la zona sur de la comarca, con aves como el buitre leonado (Gyps fulvus). Tratamiento especial requiere la colonia de cernícalo primilla (Falco Naumanni) en Llerena que permite compaginar la avifauna con sus importantes recursos histórico-artísticos.

Mina de la Jayona

Mina de la Jayona

Especial mención requiere la Mina de la Jayona, ubicada en plena sierra, a 7 kilómetros de la localidad de Fuente del Arco. Se trata de una antigua mina de hierro cerrada en los años 20 de la pasada centuria, y declarada Monumento Natural por la Junta de Extremadura en base a sus valores geológicos y también naturales, acogiendo determinados endemismos y una importante colonia de diversas especies de murciélagos.

Iglesia Nra. Sra. de la Granada. Llerena

A ello hay que añadir una red de antiguas vías pecuarias adaptadas para el desarrollo de actividades senderistas y cicloturista, que pueden perfectamente compaginarse con el desarrollo del birding.

Tentudía.
La comarca de Tentudía ofrece un muestrario cultural de primer orden, así está La Vía de la Plata que cruza en las cercanías de Monesterio y Fuente de Cantos, localidades ambas de fuerte reminiscencia pictórica, la primera por ser cuna de Eduardo Naranjo, maestro del realismo pictórico, y la segunda por ser testigo del nacimiento del genio del barroco, Francisco de Zurbarán.

La Vía de la Plata, uno de los grandes ejes articuladores de la Península Ibérica desde tiempos prerromanos, permite la posibilidad de recorridos ecoturísticos por la misma cruzando diversos biotopos y visitando yacimientos arqueológicos como el poblado prerromano de Los Castillejos (Fuente de Cantos).

Castillo de Segura de León. Siglo XIII

El monasterio de Tentudía junto con los castillos de Segura de León y Montemolín conforman los principales hitos históricos de la comarca, a los cuales hay que añadir todo un interesante muestrario de arte mudéjar tal es el caso de la Iglesia de Nuestra Sra. de los Ángeles en la localidad de Bienvenida.

Alcaraván

En Tentudía aparecen dos biotopos muy diferenciados, el serrano y el estepárico. La zona de monte mediterráneo acoge una flora entre la que sobresalen los robledales, y muy especialmente la endémica centaurea tentudaica

Por su parte las zonas estepáricas, definidas por campos cerealísticos, copan la parte sur de la comarca, con especies avifaunísticas de interesante valor turístico, como la avutarda (Otis tarda), sisón (Tetrax tetrax), ganga (Pterocles orientalis) o el aguilucho cenizo (Circus Pygargus).

Junto a ello pequeños humedales como el embalse de Tentudía, con posibilidad de avistamiento de diversas aves acuáticas..

Sierra Suroeste.
Por su parte esta comarca limita con la vecina provincia de Huelva y hace frontera con Portugal, articulada en torno a una serie de núcleos poblacionales entre los cuales destacan Jerez de los Caballeros, Fregenal de la Sierra e Higuera la Real.

Territorio perteneciente a la protohistórica Beturia, aparece como testigo de aquella época el yacimiento arqueológico del poblado céltico de El Capote (Higuera la Real). A ello hay que añadir un importante legado templario especialmente visible en Jerez de los Caballeros y Fregenal de la Sierra, así como el interesante mudéjar de la arquitectura religiosa de Jerez.

Fortaleza templaria de Jerez de los Caballeros

El biotopo imperante en el entorno es la dehesa compuesta de encinas y alcornoques, enfocada en buena parte al porcino en montanera. Este biotopo acoge una amplia diversidad avifaunística con especies como la abubilla (Upupa epops) o el elanio azul (Elanus caeuruleus).

Anade real

Por otra parte cuenta con unos interesantes humedales ligados al Río Ardila y a los embalses de Brovales y Valuengo, este último declarado Zona de Especial Protección para Aves, que permiten el avistamiento de aves acuáticas.

Conclusiones.
Se trata de un destino turístico variado, con interesantes zonas para avistamiento de aves y desarrollo de de actividades de carácter senderista y cicloturista.

En definitiva, un territorio para ser vivido como una interesante experiencia, a través de su naturaleza, cultura y gastronomía, y por supuesto sus gentes.

1 comentario

Archivado bajo General

Los Lagos,….naturaleza en estado puro.

En el noreste de la provincia de Badajoz se ubica el territorio de los Lagos, definido su entorno por los grandes embalses de la cuenca del río Guadiana y su afluente el Zújar, articulando las comarcas pacenses de La Serena y Siberia que conforman Los Lagos, un destino turístico basado en una riqueza natural de primer orden y una huella cultural que no deja impasible al visitante.

El recorrido histórico de los Lagos viene jalonado por importantes y singulares hitos, visibles en la forma de yacimientos arqueológicos, arquitectura militar, religiosa y solariega. Sobresalen muy especialmente el yacimiento protohistórico de Cancho Roano, el dystilo romano de Zalamea, los castillos medievales de Puebla de Alcocer, Magacela o Capilla que jugaron un papel relevante en el proceso reconquistador de estas tierras en el primer tercio del siglo XIII. Tierra de Ordenes Militares: El Temple y luego la Orden de Alcántara que dejaron una impronta perdurable hasta hoy día.

 Sus elementos naturales cuya primera impresión son los llamativos contrastes paisajísticos, acorde a los diversos biotopos que configuran el territorio, muestran unos importantes valores naturales en base a los cuales la mitad del territorio está  catalogado como espacio natural y acogido a alguna figura de protección ambiental.

 Desde el punto de vista natural se muestra como un auténtico paraíso de aves, un punto de encuentro para birders. Compuesto por cuatro biotopos: estepa, dehesa, humedal y monte mediterráneo, que acoge una amplia variedad avifaunistica.

 La estepa aparece como uno de los paisajes y biotopos más relevantes de los Lagos, ocupando la parte central del territorio. Es un producto del proceso desforestador iniciado en la Edad Media con el objetivo de ganar tierra de pasto para la abundante ganadería de oveja merina, iniciada en tiempos de la poderosa Mesta. Ello ha dado como resultado un paisaje carente de arbolado con un importante contraste cromático según la temporada del año, y que resalta más la penillanura ondulada en la cual se asienta.

 Los elementos avifaunísticos de la estepa, ligados a la Zona de Especial Protección de Ave de La Serena, son especies tan significativas como la avutarda (Otis tarda), sisón (Tetrax tetrax) o la ortega (Pterocles orientalis). Todo ello ligado a unas explotación agropecuarias de oveja merina en régimen extensivo, elemento clave en la obtención del queso y torta de la Serena, con denominación de origen, y que es a día de hoy una de las joyas gastronómica de la región.

 Por su parte las dehesas de encinar copan buena parte de la zona sur de Lagos, y asociadas al cultivo del cereal y la ganadería de ovino y porcino en régimen extensivo. Acoge una interesante avifauna, entre la cual destaca muy especialmente la grulla (Grus grus) invernante, especie fácil de ver y oír y que no suele dejar indiferente al observador. Junto a ello especies avifaunísticas tales como el elanio azul (Elanus caeruleus) o el alcaudón real (Lanius excubitor).

 Los humedales en buena parte vienen definido por las grandes láminas de agua de los cinco grande embalses: Cijara, García de Sola, Orellana, La Serena y Zújar, junto con los pequeños riachuelos que configuran la red hidrográfica. Destaca muy especialmente el embalse de Orellana, sobre el río Guadiana, acogido a la figura del humedal Ramsar (UNESCO), y que conjuntamente con la cercana Sierra de Pela, declarada esta última Zona de Especial Conservación, se configuran como uno de los espacios naturales más interesantes de la región extremeña. Acoge una amplia variedad de aves entre las cuales destacan la garza real (Ardea cinerea), el martinete (Nycticorax nycticorax), así como diferentes tipos de anátidas.

 Por su parte el monte mediterráneo ocupa la zona norte de Lagos, así como determinadas zonas de la zona central, este y oeste del territorio. El elemento definidor son pequeñas serruezuelas con altitudes comprendidas entre 500-900 metros coronadas por cresterias cuarciticas y con una vegetación arbustiva muy definida: jara (Cistus ladanifer) y ahulagas (genista hirsuta). Acogen un importante número de crapaces, destacando el buitre leonado (Gyps fulvus), águila real (Aquila Chrysaetos), búho real (Bubo bubo), así como otras especies como el avión roquero (Ptyonoprogne rupestres), etc.

 Para la actividad de la observación de aves se cuenta con  una red de miradores distribuidos por el entorno de los Lagos, a ellos se le pueden añadir los cinco castillos del territorio y que permite compaginar la riqueza natural con su propio valor histórico.

Humedal del embalse de García de Sola

 Otro elemento clave para disfrutar de la naturaleza son las diversas vías pecuarias que recorren Los Lagos y que muestran la importancia de su pasado ganadero. Es cruzada de norte a sur por la Cañada Oriental Leonesa antes de enfilar hacia las zonas serranas de Tentudía, o la Cañada Real Segoviana que finaliza en Los Lagos, testigos de un importante trasiego trashumante que dejó una significativa huella cultural en el territorio. Junto a ello una importante red de vías pecuarias de menor entidad, tales como coladas, cordeles y veredas, y en las cuales hacer un recorrido por ellas supone acercar al viajero al interesante patrimonio rural de la zona.

 Sus pueblos acogen en buena parte un importante patrimonio cultural destacando muy especialmente Herrera del Duque, Siruela, Puebla de Alcocer, Zalamea de la Serena o Magacela.

 Y por supuesto hay que mencionar una excelente gastronomía basada en los productos de la tierra, en la cual el cordero, el aceite de oliva de Lagos y la torta de la Serena se muestran como auténticas delicatessen recogidas en las cartas de los restaurantes del territorio.

 Y junto a ello, el carácter afable de sus gentes. En definitiva, un destino que no deja indiferente al visitante, listo para vivir una enriquecedora experiencia.

Deja un comentario

Archivado bajo General

“Extremadura….. Birding at its best”

“Extremadura….. Birding at its best”

Los días 20, 21 y 22 de agosto tuvo lugar la British Birdwatching Fair, la mayor feria de turismo ornitológico del mundo, celebrado en el entorno de Rutland Water, humedal acogido al Convenio de Ramsar, y uno de los grandes referentes británicos para la observación de aves.

Esta feria dedicada a un segmento turístico muy concreto es un auténtico punto de encuentro para birders y amantes de la naturaleza. Con una importante presencia de touroperadores británicos especializados en esta tipología turística, y una más que amplia representación de diversos destinos turísticos: países sudamericanos, del sudeste asiático, africanos y del este de Europa.

Y entre todos ellos, estábamos nosotros, la delegación extremeña, con nuestro eslogan “Extremadura….birding at its best”. En este sentido sorprende el amplio conocimiento que el birdwatcher británico tiene de Extremadura, y la percepción tan positiva que tienen de ella. “Extremadura is too much” escuchamos a más de un británico así como a otras nacionalidades cuando se referían al territorio extremeño.

Y ciertamente en el segmento del birdwatching Extremadura tiene capacidad para funcionar como una marca propia,  asociada a valores positivos (naturaleza, aves, espacios naturales) y que se traduce en un intangible de primera magnitud a la hora de  trabajar su  comercialización. Todo ello con la suficiente capacidad de atracción y de generación de sinergias con los restantes recursos del territorio.

Esta potencialidad esta basada en su amplia variedad de biotopos, de dehesas de encinas y alcornoques, a zonas esteparias, pasando por los humedales y el monte mediterráneo. Junto a ello la amplia variedad de espacios naturales catalogados bajo alguna figura de protección ambiental y que copan buena parte del territorio extremeño, ofreciendo una amplia variedad de aves. En este sentido hay que mencionar a las aves “exóticas”, es decir, aquellas de colorido plumaje, tales como el abejaruco, carraca, oropéndola o elanio azul y que se encuentran entre las más demandadas por el birder.

Hay una percepción, producto de una realidad,  del Parque Nacional de Monfragüe como una de las joyas ornitológicas de Europa, a la vez que muestran ganas de indagar y conocer otros territorios extremeños como las Comarcas de La Serena, Campiña Sur, o la comarca de Trujillo referente y pionera en esta tipología turística.

Mención especial requiere la conferencia que impartió D. Justo Tarriña, discapacitado extremeño y naturalista, que bajo el título “Accesible birdwatching tourism in Extremadura”  trató las posibilidades y facilidades que el turista ornitológico discapacitado encuentra cuando visita Extremadura, referido a alojamientos, medios de transporte, miradores, todo ello sin perder la referencia de los discapacitados como un interesante segmento de mercado, prueba de ello fue una numerosa asistencia de la asociación de discapacitados británicos “Birdwatching for all”.

Ciertamente el stand de Extremadura fue uno  de los más visitados, con gran demanda de información. Y por supuesto tras la jornada de trabajo, el grupo extremeño nos reuníamos para cenar y charlar, todo ello acompañado de unas “pintas” de excelente cerveza inglesa.

1 comentario

Archivado bajo Turismo